Tan bella como un sueño

Mediaba el año del tiempo ya cumplido. Las verdades con el cuello roto, escrutaban el cielo buscando un nuevo camino. Las nubes enfurruñadas se agolpaban para no dejarles ver lo cerca que estaban de su propia salida. Mediaba un tiempo que resultó ser francamente distinto.

Una pasión amanecía ajena a los torticeros corazones descoloridos. Aquellos que se levantaban gritando ¡NO! absolutamente a todo. Aquellos que vomitaban deslealtades en los trabajos de los intuitivos. La pasión se llamaba SalúPolis, era tan bella como un sueño. Salúpolis se desperezaba sacudiendo su irradiar entre el ayer y su despertar. Cientos de rayos arcoiris se escaparon de su morada, todos se perdieron menos cuatro que causalmente alcanzaron cuatro realidades añoradas.

La primera se manifieta al alba, como el Rocío, fresca, humeda, refleja todos y cada uno de los rayos del sol y los descompone en otro millon de rayos nuevos, con los que intenta reunir al mundo en torno a su manifestar.La segunda manifestación Virginal, es como una sonrisa en mitada de un bosque acogedor, tañida de tirabuzones sonoros, con su agradecimiento por escudo, mueve el péndulo de su vida, para averiguar hacia dónde caminar.

La tercera, incorpórea como el Aura, gracil, nerviosa, activa, penetrante, visionaria y llena de reflejos certeros como consecuencia de haber vivido, tantas vidas en tan poco tempo.

La cuarta desconoce si ese es verdaderamente su sitio, se mira por fuera y se mide por dentro. Ésta acarrea el peso del tiempo, pone al desnudo sus grietas del transcurrir por las veredas más angostas y los precipicios más oscuros. Intuye una nueva fuente de luz, pero no alcanza a ver el suelo que ha de pisar, no sabe si es firme o si se caerá.

Mediaban ya los tiempos del más bello despertar y fueron cuatro corazones a su encuentro, para florecer y si es posible, amar.Nació una pasión tan bella como un sueño, que lejos de morir supo germinar, en cuatro fuentes tan distintas, que podrían garantizar su despertar.

Mediaba el tiempo ya cumplido que sabría dar paso a todo el tiempo que está por llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies